28 de mayo de 2012

La caída de la soberbia Británica en Eurovisión.

Todos conocemos que el humor británico es muy especial, pero hay una línea muy fina entre la falta de respeto absoluta y el humor inglés. Hay cosas que no se pueden permitir, al menos de cara a un concurso donde hay profesionales, y mucho menos cuando hablamos de un gran medio y unos periodistas que están más cerca de ser un colaborador de Sálvame, que un representante de la BBC o del diario, amarillista en esta ocasión, The Guardian. Me refiero a estos comentarios hacía la representante española Pastora Soler:


"A la cantante española se la ve muy emocionada; debe de ser porque tiene una cuenta en Bankia",


The Guardian por su parte dijo: 

"Debido a la crisis económica, la cantante viste el tercer mejor mantel de su madre".

"El título de su canción es Quédate conmigo. A juzgar por la cara de la vocalista,  necesita que estemos con ella porque está muy estreñida y tiene problemas para subir las escaleras", 

"chillando tan alto como podía". "¿Sabes lo que sería divertido? Ponerla junto a la representante de Albania y dejar que se canten una a la otra hasta que la cabeza de alguna de las dos estalle"

Un país que quedó en uno de los lugares más bajos, que su cantante fue incapaz de dar dos notas seguidas, que su apariencia era... extraña.

Creo que hay cosas muy injustas, y por mucho que se tomaran a guasa más de una interpretación, que juzguen sus actuaciones en el concurso antes de criticar de esta forma desgarrada. Porque quizás no se trata de amenazar con retirarse ni de reírse de los demás, se trata quizás de asimilar que la mayor potencia musical europea es incapaz de conseguir un buen puesto en el festival y que esto se debe, sobretodo, porque no escogen bien y parece que simplemente envían "nombres consagrados" al festival, esperando que el resto de los europeos nos quitemos el sombrero por que sí.

Reaccions:

0 comentaris:

Publicar un comentario